Lactancia: Mi experiencia Perfectil

Soy Adelina Alvarado, tengo 23 años y soy mamá. Durante todo mi embarazo, con todas las vitaminas pasó lo que pocas veces en mi vida me había pasado: ¡mi pelo estaba creciendo rápido!, y yo feliz creí que era el nuevo estado de mi cabello para siempre, lo tenía largo, fuerte, abundante y lo más importante: vivo. 

Todas las mujeres que conocía me decían que se me iba a caer, que tomara algo extra, que le diera cariño a mi cabello porque cuando tuviera a mi bebé, la lactancia haría que lo perdiera. A mi se me hacía exagerado, porque no creía que la lactancia pudiera hacer eso. 

Febrero 29, 2020

Al nacer mi bebé y empezar la lactancia, de a poquito se me empezó a caer el cabello mientras me bañaba, luego al peinarme y más tarde, al quitarme una cola o al tenerlo suelto, se me caía, sólo porque sí. Fue triste porque realmente me gustaba mi cabello en el embarazo, y efectivamente se me cayó como todos me dijeron. 

Me corté el cabello en un “estilo” en el que yo sentía que los pelones no se verían exagerados, porque las entradas en mi frente se veían enormes y ¡me estaba quedando sin pelo!

Un tiempo después, el Equipo Perfectil me eligió para participar en el Beauty Challenge, que consistía en 4 meses tomando Perfectil para el cuidado del cabello y la piel, así que llevé una foto al día para registrar los cambios. 

Decidí participar y tenía muchas dudas, sobre si podía afectar mi lactancia, y me aclararon que no, que podía tomarlo a partir del cuarto mes. 

Los primeros días del Challenge no sentía demasiados cambios, pero nos aclararon que era un proceso y que con el tiempo podíamos ver los cambios y así fue. 

Lo primero que cambió fue la fuerza de mis uñas, que eran débiles y quebradizas y empezaron a ponerse brillantes y bonitas. ¡Y me crecían muy rápido! 

Al segundo mes, pude ver que mi piel estaba mucho más sana, sin granitos y resequedad, y empecé a tener “glowy skin”, que en los primeros meses después del parto me había costado conseguir. 

Y por último pasó lo que tanto esperaba (o fue lo que noté), los pelitos bebés habían empezado a crecer, y luego se pusieron más y más largos, y los pelones dejaron de notarse, con el recuento de las fotografías nos dimos cuenta que mi cabello había crecido muchísimo, y no sólo los pelones, también el resto de mi cabello estaba mucho más fuerte. 

Participar en el Beauty Challenge elevó mucho mi autoestima, el aspecto de mi cabello era uno de los deals breakers que alimentaban mi depresión post parto, al notar tantos cambios en mi cuerpo después de dar a luz y luego perder el cabello por montones (porque eran mechones enteros), pude ver mi cabello renacer y ponerse mucho más fuerte de lo que estaba antes. 

Ahora, incluso después del Challenge las vitaminas Perfectil, forman parte de mi rutina diaria, mi piel sigue brillando y mi cabello crece y crece, y continúo en lactancia, pero ahora sin que eso afecte la salud de mi piel y mi cabello. 

¡Muchas gracias Perfectil!

4 Comments

  1. Amo esas pastillas.. ya compré al menos 3 botes de pastillas para después que nazca mi beba…
    La primera vez que las tomé fue porque hacía muchísima dieta, para mantenerme delgada y mi doctora me la recomendó, son excelentes. Puedo dar fe de ello. Gracias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *